Silencios


Stgo

Tiempo después afloraron las historias sorprendentes de siempre.

El policía que le habló al moribundo para mantenerlo vivo, el hijo de vecino flaco que por intercesión divina fue capaz de sacar en hombros a un hombre de casi 100 kilos, la mujer que sobrevivió porque en el momento del choque estaba en el baño de otro vagón o el anillo de bodas que sirvió para identificar a alguien que sigue inconsciente.

Es cuestión de centésimas de segundo pasar de una vida normal sin nada que contar dentro de 40 años, a estar vivo de milagro, o a que sus familiares digan en medio siglo: “tu abuelo murió en el accidente del tren en Santiago”.

¿Qué cuestión de azar le dijo al pasajero 009 que se sentara en esa silla destinándolo a morir seis horas después? ¿Quién salvó al niño de la silla 14A del vagón 6 al ponerlo justo ahí y no en la silla del lado donde ahora sólo hay una mancha seca de sangre?

Alguno de los 79 muertos no quería viajar en ese tren. Estoy seguro. Algo lo obligó: el trabajo, el amor, la familia. Cualquier cosa, pero no era su voluntad. No se trata de presentimientos ni de un destino que no se cumplió, es sólo la vida misma. Una vez más la vida que hace y deshace.

Los vagones se elevaron por el cielo y serpentearon en el aire para restallar contra el suelo como un látigo de medio kilo. En el interior, cientos de personas subieron y bajaron a toda velocidad sin tener el mínimo control sobre su cuerpo. Y luego, segundos después, el silencio. Y tras el silencio, los gritos. Y justo después de los gritos, cuando ya las gargantas y los ojos ardían, de nuevo el silencio. Nada que agregar, la vida es círculo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: