¡Qué lindo es trabajar!


20140128_090203

Estas señoras llevan más de 45 días cortando el césped de este parque.

Con sus movimientos chambones y descoordinados lanzan machetazos a diestra y siniestra para dejar el parque lleno de lunares de tierra que se van empantanando cada vez que llueve. Hace algunos meses, cuando las elecciones no eran una suerte inminente en este país sin suerte, una cuadrilla de media docena de experimentados cortadores dejaban el parque listo en una mañana. Llegaban con las primeras luces y con sus guadañas afiladas caminaban mientras cortaban los excesos de pasto y alguien detrás los iba apilando para hacer montañas como si de termitas trabajadoras se tratara.

Pero las señoras no tienen la culpa. Ellas son sólo la materialización de la despreciable costumbre política de endulcorarle la vida a los ciudadanos para creer que vamos pa´lante. A cinco meses de que decidamos (!) quién será el presidente, es necesario potabilizar las estadísticas para que todos podamos probar algo del progreso que los analistas sentados en sofás de cuero y de sueldos millonarios, han vaticinado para esta patria.

Que el desempleo baja. Jaaa. ¿Y cómo no va a bajar? Si tenés a 40 señoras que en su vida han cogido una herramienta agachadas voleando machete y demorándose 90 veces más de lo que se demoran 34 personas menos. Cuando medio terminan de cortar (arrasar) una parte, ya se están devolviendo para cortar de nuevo con la que comenzaron.

Empleo para todos en este pueblo. Sí, full empleo. Porque esa señora arrodillada tendrá un supervisor. Y luego llega el que supervisa al supervisor. Y el que coordina al supervisor. Y el que gestiona los coordinadores. Y el que administra a los gestionadores. Y el que lidera a los administradores. Y el que controla a los líderes. Y el que dirige a los controladores… y así y así. En cada parque de cada barrio, de cada comuna, de cada ciudad, de cada departamento… cada uno haciendo su papel de mentiritas mientras el desempleo sigue cayendo porque somos un país echao pa´lante que canta el himno con la mano en el pecho y la piel de gallina.

Políticos que ni de adorno sirven porque hieden. Políticos que roban a destajo y sin cobrar las horas extras. Políticos que sirven pa´ lo que sirven las tetas en los hombres.

Y allá siguen las señoras, con sus camisetas de “Empleo para todos” y sus botas de caucho de colores. Sísifos colombianos que no saben cortar pasto y están condenadas a cortarlo por unos míseros pesos que les llenan el bolsillo y el orgullo de decir que son trabajadoras. El remate se lo cedo al Peter Pan de este pueblo:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: